La conformación de la Orquesta Sinfónica de la Escuela Superior de Música (OSESM) se remonta a inicios de la década de 1940 por iniciativa del Mtro. Salvador Contreras y a raíz de la creación de la entonces Escuela Nocturna de Música en 1936 que se ubicó en la calle de Moneda 14 y 16 en el Centro Histórico de la Ciudad de México, por iniciativa de los abogados Muñoz Cota y Gonzalo Vázquez Vela –éste último, Secretario de Educación Pública–  y por decreto del entonces Presidente Lázaro Cárdenas. Desde entonces y hasta la fecha la Orquesta ha tenido un papel preponderante en la formación musical de los alumnos que a lo largo de más de setenta años han formado parte de la Escuela Superior de Música (ESM) del Instituto Nacional de Bellas Artes.
 
En la actualidad, la OSESM está conformada por cerca de ochenta estudiantes de la ESM,  por lo que es hoy, en el seno de la institución, la piedra angular de la actividad artística que ahí se genera. Entre los maestros que a lo largo de la vida de la orquesta han tenido la dirección a su cargo se encuentran Salvador Contreras, Daniel Zarabozo, Jesús Galarza Acosta, Enrique Diemecke, Miguel Salmón, Sebastián Cohen y Sergio Cárdenas.
 
Cabe destacar que el propósito de la OSESM es el de proveer a los músicos jóvenes una experiencia artística que les permita estar a la altura de las exigencias musicales que la actualidad impone en el campo profesional. Asimismo, la Orquesta constituye el corazón académico del ESM, pues confluyen alumnos de casi todas las especialidades y se proyecta como un elemento insustituible en la formación de los alumnos de la carrera de Dirección de Orquesta. Por lo anterior, no cabe duda que a lo largo de su historia, la Orquesta ha servido como espacio académico para la formación de algunos de los mejores músicos profesionales de la actualidad.
 
Desde agosto del 2017 la OSESM está bajo la dirección de David Rocha Carbajal.