La Academia de Contrabajo en México fue fundada por el maestro Nikola Popov en el año 1979 brindando a los músicos mexicanos la oportunidad de acceder a estudios  especializados y avanzados del instrumento. 

Implementó de la Escuela Bulgara programas de nivel superior que responden a la excelencia musical, en sus más de 30 años de trayectoria impulsó la academia de contrabajo en la escuela superior de música, la escuela vida y movimiento Ollin Yoliztli y en la Facultad de música de la UNAM creando tradición, historia, visión, perfeccionamiento y evolución por el arte de interpretar el contrabajo.